Valle de las Momias Doradas

Lieu: Oasis de El Bahariya

Valle de las Momias Doradas El oasis de Bahariya se ha vuelto famoso en los últimos años por el asombroso descubrimiento de una necrópolis del período Greco-romano, ahora conocido en el mundo como “Valle de las Momias Doradas”.

Aunque las noticias de este hallazgo fueron comunicadas a la prensa en 1999, el descubrimiento tuvo lugar a principios de 1996, cuando el inspector de antigüedades Ashry Shaker anunció al Dr. Zahi Hawass: “hemos encontrado momias hermosas…”. Tal vez estas palabras quedarán inmortalizadas en los libros de historia al mismo tiempo que otros descubrimientos accidentales que ocurrieron en Egipto anteriormente.

Este cementerio fue encontrado cuando un burro que pertenecía a la guardia de antigüedades tropezó con un hoyo al costado del camino, a 6km al sur de Bawiti, en el Oasis de El Bahariya, cerca del Templo en ruinas de Alejandro Magno.

Investigaciones posteriores revelaron que puede ser el descubrimiento más importante desde el hallazgo espectacular hecho por Howard Carter, cuando abrió la tumba de Tutankhamón.

La primera temporada de excavaciones en Bahariya comenzó en 1999, por un equipo egipcio, bajo la dirección del Director General de Antigüedades en el área de Giza. En ese momento fueron halladas 108 momias en cuatro tumbas, en la primera parte investigada de la necrópolis. Los integrantes del equipo dijeron que: “cuando la primer tumba fue abierta, el brillo del oro resplandeció con la luz del sol, entre el montón de arena.”

El cementerio, que se cree que cubre un área de 6 km2, se estima que contiene más de 10.000 momias. La población romana de Bahariya fue enterrada en filas en muchas cámaras familiares interconectadas; y quedó a salvo de saqueadores, así que todos sus elementos funerarios permanecieron intactos. Algunas de las momias fueron puestas dentro de cajas doradas o féretros pintados, algunas usaban máscaras de oro y joyas, y fueron rodeadas por las mercancías funerarias como: jarras de vino, monedas, objetos de cerámica y amuletos para ser usados en la “otra vida”.

La segunda temporada de excavaciones, en el año 2000, reveló otras siete tumbas y 103 momias. También se encontraron con máscaras y féretros preciosamente decorados; paneles de madera o estelas, algunas de ellas con la forma de templo y decoradas con representaciones de Osiris, Anubis y Horus, deidades funerarias tradicionales.

En la temporada del 2001, se hallaron tres tumbas más, conteniendo 22 momias, siendo hasta el momento un total de 233 entierros. El lugar funerario más rico fue descubierto en la Tumba 54, en la cual la momia usaba una máscara de oro con un “uraeus”, la cobra símbolo de realeza. El Dr. Hawass sugiere que probablemente indica el deseo del difunto de tener una vida digna de un rey, en su otra vida.

Las momias que fueron descubiertas se pueden dividir en cuatro estilos. El primero, por el cual fue llamado el Valle: las momias doradas; son aquellas que tienen máscaras y armadura, en su pecho, de oro, decoradas con deidades. El segundo tipo son aquellas en féretros de cartonaje, pintados brillantemente, con escenas funerarias egipcias. El tercer tipo lo constituyen los cuerpos que fueron puestos dentro y el féretro de cerámica con forma humana sin decorar. El cuarto estilo de momias es único: ya que los cuerpos fueron cubiertos con simple vendas de lino, un hecho que guarda más semejanza con los entierros del Nuevo Reino.

Uno de los descubrimientos más interesantes de Bahariya es que a ambos lados de los cuerpos fueron puestos juncos o palos, antes de envolverlos en lino, haciendo que la momia permanezca fuerte y bien conservada.

Visite el Museo de Bawiti (también conocido como Museo de Antigüedades del Cuerpo de Inspectores), para ver las famosas momias greco-romanas y sus sarcófagos pintados con oro, y ponga especial atención en el pelo ondulado y las pestañas de algunas de las momias, que se conservan como si estuvieran vivas.

Autres Attractions Incluant Oasis de El Bahariya